: Resurgiendo - Poemas, musica, actualidad
Quien es mas feliz? - Resurgiendo - Poemas, musica, actualidad
Mi?rcoles, 27 de junio de 2007
fotos.miarroba.com
Cuando Nicol?s y su mam? estaban sentados en el vag?n del tren oyeron la voz de un chiquil?n que vend?a pan y masitas reci?n horneadas. Hac?a fr?o esa ma?ana y ?l llevaba zapatillas rotas. Nico observ? a los pasajeros: Algunos le?an, otros dormitaban y los dem?s parec?an concentrados en sus cosas. Una se?ora compr? un paquete de galletas. Y antes de que el pudiera reaccionar, su mam? sac? unas monedas del bolso y se las entreg? a cambio del pan de ma?z mas grande que ten?a en la canasta. Nicol?s qued? desconcertado ?como pod?a ser que su mam? todav?a no supiera cu?nto le desagradaba ese tipo de pan!.
Ella pareci? interpretar lo que Nico pensaba porque enseguida le explico al o?do:
-Creo que le hac?an mucha falta las monedas que le dimos.
Su mam? era muy generosa, pero con ese dinero pod?a haberle comprado un delicioso alfajor de chocolate, pens? indignado.
En la siguiente estaci?n, se sent? frente a ellos una familia con dos ni?os que no dejaban de molestar. Nicol?s convid? de su pan y ?suficiente para quedarse quietos!
Al descender del tren, se les acerc? una ni?a de las que piden en el and?n, Nico le di? medio pan y ella corri? para repartirlo con sus hermanitos que la esperaban en la esquina.
Estaba por llevarse una rebanada de pan a la boca, cuando la mirada de una anciana, parec?a pedirle la rodaja. El se la entreg? sin dudarlo y la mujer qued? muy agradecida.
Por fin llegaron al despacho del escribano, con quien ten?a una entrevista su mam?. Ellos conversaban en tanto Nicol?s com?a con disimulo.
-?Que est?s masticando? -le pregunt? sorpresivamente el hombre.
Pan
Pan de ma?z -Pan de ma?z -le respondi? avergonzado, a la vez que miraba de reojo si hab?a ensuciado la alfombra o el escritorio del magistrado.
- ??Pan de ma?z?! ?Como sab?as que a m? me encanta el pan de ma?z? -le pregunto sonriendo-. Te cambio el pan de ma?z por estos alfajores -le dijo sin darle tiempo a reaccionar, ya que contento le arrebat? el pan y se lo trag? de un bocado.
-?Que se?or simp?tico result? el escribano! -coment? Nicol?s desparramando sobre el pavimento las sobras del pan de ma?z que a?n quedaban en la bolsa.
En ese momento una bandada de palomas se les vino encima para atrapar las migas.
-Estoy sorprendido -le dijo, en el tren, a su mam? -de ver la felicidad de aquellos con quienes compartimos el pan. ?Fue bueno que lo compraras, mam?! ?Hasta las palomas estaban felices! -r?o-. ?Hummm! ?Qu? exquisito es este alfajor! exclam? saboreando el chocolate.
Pronto el vag?n se llen? de gente, ni?os bulliciosos y chiquillos que llorisquiaban...
Nicol?s mir? la caja que a?n apretaba contra su pecho. Con cuidado cort? cada alfajor en cuatro partes y lo comparti? con todos esos chicos. El resultado fue: Caras felices, boquitas sucias, alfajores que se multiplicaron hasta que todos quedaron satisfechos y la enorme alegr?a de Nicol?s cuando comprendi? lo que dijo Jes?s: ?ES MAS FELIZ EL QUE DA, QUE EL QUE RECIBE?.

Si quieres leer mas reflexiones mira AQU?

Tags: Reflexión, Relato, Moraleja

Publicado por k_nelita @ 15:25  | REFLEXIONES
Comentarios (0)  | Enviar

Comentarios
Añadir comentario
HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:




Comentario: