: Resurgiendo - Poemas, musica, actualidad
Se fue un Grande - Alejandro Aura - Resurgiendo - Poemas, musica, actualidad
Martes, 05 de agosto de 2008
Me enteré ayer del fallecimiento de Alejandro Aura, (30 de Julio) lo conocí a travéz de la Blogósfera, y me fascinó su forma de escribir, claro, no era para menos, después de todo lo que he leído de el, su vida, su obra, yo desconocía todo lo que era pero me gustaba mucho.
A continuación les copio su poema de despedida que publicó en Su Blog, y lo que dijeron los medios de comunicación masiva:

DESPEDIDA

Así pues, hay que en algún momento cerrar la cuenta,
pedir los abrigos y marcharnos,
aquí se quedarán las cosas que trajimos al siglo
y en las que cada uno pusimos nuestra identidad;
se quedarán los demás, que cada vez son otros
y entre los cuales habrá de construirse lo que sigue,
también el hueco de nuestra imaginación se queda
para que entre todos se encarguen de llenarlo,
y nos vamos a nada limpiamente como las plantas,
como los pájaros, como todo lo que está vivo un tiempo
y luego, sin rencor, deja de estarlo.

¿Se imaginan el esplendor del cielo de los tigres,
allí donde gacelas saltan con las grupas carnosas
esperando la zarpa que cae una vez y otra y otra,
eternamente? Así es el cielo al que aspiro. Un cielo
con mis fauces y mis garras. O el cielo de las garzas
en el que el tiempo se mueve tan despacio
que el agua tiene tiempo de bañarse y retozar en el agua.
O el cielo carnal de las begonias en el que nunca se apagan
las luces iridiscentes por secretear con sus mejillas
de arrebolados maquillajes. El cielo cruel de los pastos,
esperanzador y eterno como la existencia de los dioses.
O el cielo multifacético del vino que está siempre soñando
que gargantas de núbiles doncellas se atragantan y se ríen.

Lo que queda no hubo manera de enmendarlo
por más matemáticas que le fuimos echando sin reposo,
ya estaba medio mal desde el principio de las eras
y nadie ha tenido la holgura necesaria para sentarse
a deshacer el apasionante intríngulis de la creación,
de modo que se queda como estaba, con sus millones,
billones, trillones de galaxias incomprensibles a la mano,
esperando a que alguien tenga tiempo para ver los planos
y completo el panorama lo descifre y se pueda resolver.
Nos vamos. Hago una caravana a las personas
que estoy echando ya tanto de menos, y digo adiós.

Alejandro Aura - México


Este dramaturgo nació en la Ciudad de México el 2 de marzo de 1944. Desde muy chico descubrió su pasión por los libros y los tesoros que había en su interior.
Ciudad de México.- Escritor, ensayista, poeta, dramaturgo, director de escena, actor, presentador, guionista de programas de radio y televisión, así como uno de los hombres más importantes que dieron su vida para impulsar la cultura mexicana, ese fue Alejandro Aura, quien dejó de existir hace unos días a la edad de 64 años, dejando así un vacío no sólo en el ámbito cultural, sino también en el mundo del espectáculo, pues recordemos que además de su larga carrera en la cultura, este mexicano escribió importantes obras de teatro.

MEXICO EN LA SANGRE; SU ULTIMO DESEO

Mexicano de sangre y de corazón, Alejandro Aura siempre tuvo la idea de llevar orgullosamente su nacionalidad a cualquiera ciudad a la que fuera. Tal era su amor por su país natal que antes de morir (30 de julio) pidió a sus familiares ser incinerado, para que sus cenizas pudieran ser mezcladas en cemento y así formar parte de algún edificio, calle o monumento de la Ciudad de México.

Era dramaturgo, poeta, escritor, guionista, actor, gestor cultural, promotor de lectura, y finalmente bloguero sin descanso... Alejandro Aura, mexicano de 64 años, falleció en Madrid el miércoles. Con entereza, sobrellevó la enfermedad terrible del cáncer, y tanto se sobrepuso a ella y a su dolor que siguió adelante con su activísimo blog (www.alejandroaura.com) que hasta el mismo día de su muerte hay una entrada que tituló Despedida.

Bloguero frecuente, poeta diario y a diario, contó Aura incluso su padecimiento final, su herida ya irreversible. Fue el día anterior, el 29 de julio: "Aviso. Queridos todos, nos tuvimos que encerrar en el hospital. No teníamos Internet y se me perdió por completo el orden del pasar del tiempo. Por fin Milagros [su mujer] lo conectó. Mañana les contamos cómo anda la cosa".

Fuentes: El País
El Occidental
El Universal


Tags: Grande, Aura, Alejandro

Publicado por k_nelita @ 0:46  | POEMAS Y POESIAS
Comentarios (0)  | Enviar

Comentarios
Añadir comentario
HTML permitido: <strong>, <s>, <em>, <u>, <a>, <img>
Nombre:




Comentario: